El Tao Te King en la Empresa (frases seleccionadas)

tao te king empresa

Durante los últimos días de diciembre de 2012 y primeros de este 2013, he estado leyendo el libro “El Tao Te King en la empresa” de James A. Autry y Stephen Mitchell (2010. Editorial EDAF. ISBN: 978-84-414-2165-3) y quiero compartir algunas frases que han cautivado mi atención:

  • Ningún sistema puede dar resultado si no cuenta con el compromiso y la confianza de las personas, no sólo de los que están en lo más alto, sino de todas las que constituyen la organización.
  • El poder de cualquier idea sólo se manifiesta a través de las personas.
  • El tiempo es importante, pero es mucho más importante que seamos nosotros mismos los que estemos equilibrados -y no nuestros horarios-.
  • No se gana nada preocupándose por lo que no se consiguió o por lo que no se tiene.
  • Abandonar las viejas definiciones del poder y conservarse flexibles, blandos y dispuestos a ceder equivale a un acto de fuerza.
  • Si usted habla en vez de escuchar, nunca sabrá cuáles son las situaciones que requieren verdaderamente su atención.
  • El equilibrio de su vida no es una cuestión de tiempos; es una cuestión de valores.
  • No tenemos modo alguno de ver las consecuencias últimas del menor de nuestros actos; por ello, todos merecen nuestra atención meticulosa.
  • No hay en su empresa ninguna persona que tenga más valía humana que ninguna otra.
  • La estructura (organizativa) debe ser, como los acordes del jazz, una base para la innovación y la improvisación.
  • La noción más importante que podemos tener acerca del trabajo es que no estamos aquí para cultivar ideas, sino que estamos aquí para cultivar el espacio que contiene las ideas.
  • La persona que se jacta de que es un líder no lo es.
  • Toda persona y todo trabajo son perfectos, pero todavía existen grandes posibilidades de mejora.
  • Si las personas a las que usted sirve de preceptor son prometedoras es porque han demostrado que saben hacer bien lo que hacen.
  • Las preguntas son más importantes que las respuestas…todas las respuestas que existen actualmente son respuestas a preguntas antiguas.
  • No podemos guiar a la gente si la gente no está dispuesta a seguirnos.
  • Las personas confiarán en usted si usted es capaz de sacar a relucir en ellas su propio sentido de la valía y de la creatividad.
  • El control es una ilusión, y la búsqueda del control provoca trastornos interminables en el centro de trabajo.
  • Esté dispuesto a cambiar de opinión mañana acerca de estrategias, planes o programas de trabajo determinados, si es necesario.
  • En la búsqueda del plan de trabajo perfecto nos volvemos obsesivos en vez de productivos.
  • La ocupación constante puede ser una forma de pereza.
  • Cuando usted vive con la mentalidad del “hacer un poco más” se está despojando a sí mismo del tiempo necesario para reflexionar sobre su trabajo y sobre su vida.
  • “Más” no es sinónimo de “mejor”. Con frecuencia, “más” puede equivaler a “peor”.
  • Cuantas más reglas establezca usted, menos harán las personas las cosas por sí mismas y mayores esfuerzos dedicarán a saltarse las reglas de usted.
  • Si usted se fija en las apariencias en vez de en los resultados, está produciendo un entorno en el que las personas invierten su energía en generar apariencias más que en resultados.
  • Cuanto más se esfuerza usted por decir a las personas el modo exacto en que deben trabajar, menos creatividad aportarán ellas al trabajo.
  • La conducta que eligen las personas depende de cómo las dirijan.
  • Cambiar no equivale necesariamente a mejorar.
  • Usted puede mejorar el trabajo de las personas, pero no puede mejorar a las personas mismas.
  • La confianza es como el amor. O es incondicional o no es confianza.
  • Cuanto más grande se hace una empresa, más autocomplaciente y arrogante se vuelve.
  • Los grandes líderes, en vez de castigar a la persona que cometió un error, la integran en la solución del mismo.
  • Hay mucho miedo a los fracasos y los errores en el trabajo, pues hay mucha tendencia a buscar “chivos expiatorios”.
  • Los errores son normales y necesarios en la empresa.
  • La preocupación por el éxito y el fracaso supone que usted no puede vivir nunca plenamente el presente, que no puede disfrutar de las cosas como son porque su atención siempre está puesta en cómo no son las cosas o en cómo no serán o no deben ser.
  • El líder anima a las personas a apoyarse mutuamente y a velar los unos por los otros.
  • La gran ventaja de saber ceder es que, incluso en la victoria de usted, su oponente no se sentirá derrotado.
  • Ninguna persona honrada debe alegrarse de la quiebra de una empresa.
  • La ambición es una palabra que apela al ego, mientras que la determinación es un compromiso con los logros a largo plazo.
  • El líder sabio mantiene a las personas centradas en el trabajo mismo y en su propósito a largo plazo.
  • Cuando los trabajadores dicen: “este sitio me gusta”, ¿qué están diciendo verdaderamente? Es muy sencillo: están diciendo que se sienten liberados para realizar su trabajo como mejor expresión posible de ellos mismos y de sus capacidades.
  • El líder sabio comprende que su verdadero trabajo consiste en hacer efectivos los puntos fuertes de las personas e irrelevantes sus puntos débiles.
  • Los centros de trabajo son comunidades humanas, y las personas de todas las organizaciones, por bien dirigidas que estén, se sienten insatisfechas de cuando en cuando.
  • La única manera de hacer que todos los trabajadores den de sí lo mejor posible, incluso los que no son muy buenos, es tratar a todos con respeto.
  • Si queremos que las personas encuentren un significado en su trabajo deben percibir la importancia de su relación personal con lo que intentamos conseguir juntos.
  • Lo que hace usted es transitorio, pero lo que es usted esencialmente como persona no se perderá nunca.
  • La organización verdadera no se ve, pues es la energía y el compromiso que se generan cuando las personas trabajan manteniendo unas relaciones mutuas cuyo resultado son unos productos y unos servicios para los clientes.
  • La empresa es una interacción maravillosa de personas -accionistas, trabajadores, clientes, distribuidores-, de sus ideas y de su trabajo.
  • El líder sabio se mantiene flexible, abierto a todas las ideas y opiniones, y mantiene el corazón abierto ante todo el mundo.
  • Es importante determinar el tiempo de maduración de cualquier cosa que se emprende, pues cuando ya esté en marcha, usted tendrá que dejar que se desarrolle a su propio ritmo.
  • El líder sabio sabe que, tarde o temprano, la empresa seguirá adelante sin él.
Anuncios

Einstein, retrato de un Ser (en 40 frases)

Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro. Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

La única cosa realmente valiosa es la intuición.

La luz es la sombra de Dios

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Todo debe simplificarse hasta donde sea posible, pero nada más.

¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

Muchas son las cátedras universitarias, pero escasos los maestros sabios y nobles. Muchas y grandes son las aulas, más no abundan los jóvenes con verdadera sed de verdad y justicia

La ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano.

Lo más incomprensible del Universo, es que sea comprensible.

Un hombre debe buscar lo que es y no lo que cree que debería ser.

La emoción más hermosa y más profunda que podemos experimentar es la sensación de lo místico. Es el legado de toda ciencia verdadera. Aquel al que su emoción le es conocida, que ya no se pregunta ni está en estática reverencia, vale tanto como si estuviera muerto. Tener el conocimiento y el sentimiento de que lo que es impenetrable para nosotros realmente existe, que se manifiesta en la suprema sabiduría y en la más radiante belleza que nuestras torpes facultades sólo pueden comprender en sus formas más primitivas, está en el centro de toda verdadera religiosidad.

Para leer el resto de las frases, favor visitar el siguiente enlace:

vía Einstein, retrato de un Ser (en 40 frases).

¿Nuevos valores?

Tomo prestado este “decálogo de valores” del libro “En busca del boom” de Tom Peters (Ediciones Deusto, 1994. ISBN: 84-234-1362-4)

Una pequeña empresa de servicios sigue este decálogo de valores:

  1. Realizar un fabuloso trabajo y ser conocidos en todo el mundo por nuestra capacidad innovadora.
  2. Atraer a gente apasionante y si está un poco chiflada, mejor.
  3. Revolverlo todo, poner constantemente en cuestión “nuestra forma de hacer las cosas” y nunca, nunca, dormirnos en los laureles (los laureles de hoy son el estiércol de mañana)
  4. Lograr que los empleados que se marchen de la empresa, voluntaria o involuntariamente, puedan afirmar que han aprendido mucho, que han vivido una experiencia singular y que han hecho rápidamente amigos mientras estuvieron aquí.
  5. Crear un ambiente de colaboración y ayuda mutua, divertido, efervescente, donde reine la sonrisa, donde las zancadillas y las maniobras estén tan ausentes como sea posible en un empeño humano (es decir, imperfecto)
  6. Hacer que nunca se cuestione en lo más mínimo nuestra honradez y moralidad.
  7. Cuidar los detalles, contestar el teléfono con prontitud, extender bien las facturas y, en general, no olvidar nunca que el demonio acecha en los detalles.
  8. Trabajar con clientes (proveedores, etc.) apasionantes que nos atornillen y nos exijan, de los que podamos aprender y con los que disfrutemos colaborando (y, también, que paguen sus facturas en el momento debido)
  9. Ingresar mucho más dinero del que desembolsamos (teniendo en cuenta que entre esos desembolsos están unos sueldos por encima de la media y unas elevadas inversiones para el futuro)
  10. Crecer gracias a la calidad de nuestros clientes y de nuestros servicios; no crecer por crecer, de cualquier manera.

Mi comentario-reflexión: si usas este decálogo para evaluar a tu empresa, ¿cuál sería el resultado?

Sergio F. Sosa Sánchez

@sergio_sosa

El instructor interno como apoyo en la gestión del talento en la organización – liredazgo

En la nueva teoría de las organizaciones, se abordan diferentes modelos conceptuales que valoran el aporte de las personas a las empresas; las teorías, modelos y herramientas que a diario surgen, producto de la investigación y de la incesante búsqueda de arquetipos que permitan garantizar a la organización la rentabilidad, el crecimiento y la permanencia (tres pilares que en su momento propuso J.P. Sallenave), han hecho que la historia de la administración reconozca el paso de las organizaciones sólidas, donde buena parte del todo correspondía a la estructura, a lo físico, a lo tangible, a lo permanente en el tiempo, a un nuevo modelo de organizaciones donde se valora más lo intangible, lo virtual, lo temporal y que se ha dado en llamar organizaciones líquidas.

Este paso, doloroso para algunas de empresas y que para otras significó incluso el final del emprendimiento, ha permitido que se pase, de la mano de obra a la obra de la mente. La incorporación de nuevas tecnologías y la aparición de nuevas legislaciones empresariales han hecho que las organizaciones deban adecuarse a nuevos modelos de negocio que hacen más volátil las decisiones gerenciales sobre producto, servicio, producción, finanzas, etc.., lo cual ha llevado a que las organizaciones sean impactadas e impacten en un entorno cada vez más cambiante y exigente respecto a las barreras de entrada y permanencia en el negocio.

Las nuevas tecnologías y la disponibilidad de la web para generar nuevos y mejores negocios hacen que el conocimiento deje de ser propiedad de unos cuantos privilegiados y pase a ser patrimonio de la organización e incluso de la misma humanidad, han desaparecido los secretos, todo es susceptible de ser encontrado, debatido, aceptado o rechazado, copiado o mejorado. Se habla entonces de la gestión del conocimiento y del capital humano como alternativas válidas para incorporar nuevas maneras de gestionar en la empresa.

Todavía son muchas las organizaciones que consideran que tienen conocimientos que los diferencian de otros en el mercado, incluso personas que esconden su saber para mantener su cargo, es noticia entonces que esas épocas quedaron en el pasado y no volverán en razón a que el depósito de los conocimientos dejaron de ser temporales y geográficos.

Esta breve reflexión lo que pretende es expresar una opinión sobre la evidencia de que ya nada está oculto y que lo que marcará la diferencia no es lo que se sabe sino la forma como se aplica en el desarrollo del negocio. Se trata entonces no sólo de utilizar el conocimiento disponible sino también de convertirnos en agentes capaces de crear y construir nuevos conocimientos que vayan más allá del simple pensamiento pragmático instrumentalista que reduce el conocimiento a su utilidad y practicidad.

Ver más en El instructor interno como apoyo en la gestión del talento en la organización – liredazgo.

Cinco principios básicos para gestionar tu presencia en las Redes Sociales

Las redes sociales – nunca me cansaré de repetirlo – no fueron creadas para vender (aunque puedan jugar un rol preferencial dentro de una estrategia comercial bien planteada). El Real Madrid parece haber aprendido la lección, y un somero estudio de su página de Facebook demuestra que – lejos de utilizar este canal como un mero altavoz para vender merchandising – sus community managers (que realizan un gran trabajo y son en muchos sentidos ejemplares del papel que debe desempeñar un gestor de las redes sociales digno de tal nombre) informan y generan expectación con respecto a los próximos enfrentamientos deportivos, al mismo tiempo dinamizando el canal con promociones, fotografías, vídeos y concursos y regalos.

vía Cinco principios básicos para gestionar tu presencia en las Redes Sociales | Social BlaBla.

10 películas para emprendedores

Desde Ciudadano Kane hasta El Padrino, un listado con las mejores películas sobre negocios, elegidas por nuestros usuarios en redes sociales.

Además de ser una fábrica de sueños, Hollywood también destaca por retratar las mejores historias de todos los ámbitos de la vida, real e imaginaria, del ser humano. Incluso de los negocios.

Existen muchas películas que abordan temas relacionados con elmundo emprendedor, ya sea de liderazgo, negociación o de la búsqueda constante del éxito. Te presentamos un listado con los 10 filmes que no debes perderte, elegidos por nuestros usuarios en redes sociales:

  1. Jerry Macguire (1996)
  2. En busca de la felicidad (2006)
  3. La red social (2010)
  4. Ciudadano Kane (1941)
  5. El juego de la fortuna (2011)
  6. El Padrino (1972)
  7. Wall Street (1987)
  8. Piratas de Silicon Valley (1999)
  9. The Corporation (2003)
  10. Forrest Gump (1994)

« 10 películas para emprendedores.

¿Qué pasa en tu cerebro cuando pierdes la paciencia y el autocontrol?